Amargura

Paulo Coelho

En mi libro Veronika decide morir, cuya historia transcurre en un hospital psiquiátrico, el director elabora una tesis acerca de un veneno indetectable que va contaminando el organismo con el paso de los años: el vitriolo.

Al igual que el organismo segrega la libido (el líquido sexual que el doctor Freud identificó, pero que ningún laboratorio consiguió aislar jamás) el vitriolo se genera cuando un ser humano está bajo los efectos del miedo. La mayoría de las personas afectadas logra identificar su sabor, que no es ni dulce ni salado, sino amargo – de ahí viene que las depresiones se asocien indisolublemente con la palabra “Amargura”.

Todos los seres humanos tienen Amargura en su organismo –en mayor o menor proporción- así como casi todos tenemos el bacilo de la tuberculosis. Pero estas dos enfermedades sólo atacan cuando el paciente está debilitado, y en el caso concreto de la Amargura, el terreno para el desarrollo de la enfermedad está abonado cuando previamente ha germinado el miedo a lo que se conoce como “realidad”.

Ciertas personas, movidas por el afán de construir un mundo en el que no pueda penetrar ninguna amenaza externa, fortifican exageradamente sus defensas contra el exterior (gente desconocida, lugares nuevos, experiencias diferentes) y dejan el interior desguarnecido. Partiendo de esta situación, la Amargura comienza a causar daños irreversibles.

El principal objetivo de la Amargura (o Vitriolo, que diría el médico de mi libro) es contaminar la voluntad. Las personas que sufren este mal van abandonando sus deseos, y al cabo de pocos años ya no consiguen salir de su mundo, pues gastaron enormes reservas de energía construyendo unas murallas altísimas con la intención de que la realidad fuese como habían deseado.

Al evitar los ataques desde el exterior, están limitando también el crecimiento interno. Siguen yendo a sus trabajos, viendo televisión, quejándose de los atascos y teniendo hijos, pero todo eso ocurre de manera automática, sin llegar a entender bien por qué actúan de esta manera – al fin y al cabo, todo está bajo control.

El gran problema del envenenamiento por Amargura consiste en que todas las pasiones (odio, amor, desesperación, entusiasmo, curiosidad) dejan también de manifestarse. Transcurrido algún tiempo, ya no le queda al amargo ningún deseo. No tiene ganas de vivir, ni de morir. Éste es el problema.

Por eso, para los amargos, los héroes y los locos resultan siempre fascinantes: porque no tienen miedo de vivir ni de morir. Tanto los héroes como los locos son indiferentes ante el peligro, y siguen adelante aunque todo el mundo les diga que no deben hacer determinada cosa. El loco se suicida, el héroe se ofrece al martirio en nombre de una causa –pero ambos mueren, y los amargos se pasan muchos días y muchas noches comentando lo absurdo y lo glorioso de ambas acciones. Ese es el único momento en que el amargo tiene fuerzas para encaramarse a su muralla de defensa y mirar un poquito hacia el exterior, aunque muy pronto se le cansan las manos y las piernas, y regresa a su vida cotidiana.

El amargo crónico sólo nota su enfermedad una vez por semana: las tardes de domingo. Entonces, al no estar trabajando o inmerso en la rutina que alivia los síntomas, se da cuenta de que algo no va bien. Nada bien.

Comments

  1. felix says:

    escuche que la osiocidad es la madre de todos los vicios. Despues de leer esto le doy otro concepto, aunque la causa no ya no se llame precisamente osiocidad.

    Todos sentimos amargura alguna vez, por cualquier motivo; encayarnos en ello es el problema.

    Basta con ver, en mi caso, el cielo atardeciendo, a mi familia, la alegria de la gente que aprecio, y soñar, no dejar de desear y hacer algo.

    es dificil pero la amargura se debe dejar correr como el agua, porque el humano debe de fluir, no ser como un pozo, todos estancados.

  2. Izayana says:

    ¡Yo soy tan feliz los domingos! Asumo, según el contenido de este texto, que si me siento bien es porque estoy haciendo las cosas bien… Por el contrario, un domingo lleno de ansiedad por falta de las ocupaciones cotidianas, sería el síntoma de que he dejado que mi vida se llene de las cosas que no son importantes.

    ¿Sabes, querido Paulo? Últimamente he dejado que el amor fluya libremente en mi vida. Y me siento tan llena, transportada por una fuerza que me supera a mí misma. Las cosas que antes me preocupaban hoy no me parecen importantes, y he empezado a reconstruir los canales de comunicación que había roto. Estos nuevos puentes de amor, me están llevando a dimensiones de dicha que no había experimentado antes. Es una cara de Dios que no conocía, y me siento “iluminada” por tanto amor. Espero que todos podamos ser capaces de experimentarlo y retenerlo en nuestras vidas.

  3. takrina says:

    muuuuuuuy bueno!

  4. genesis says:

    yo lei el libro y me parecio fasinante por que
    no es necesariio saber el dia en que moriremos o tener una enfermedad terminal para vivir intensamente nuestra vida y tal vez mucho sabemos que asi debiera de ser y aun asi seguimos con la rutina o la monotonia !!
    yo era una persona que le gustaba la rutina por que esta no ponia en riesgo o en una encrusijada pero cuando comenze a leer los libro de paulo coelho wow cambio mi manera de ver las cosas como dicen uno no se arrepiente de las cosas que hizo ;sino de las que no hizo.

  5. Pensamientos del sur says:

    Nunca habia leeido nada sobre tus libros, es mas tu nombre era el de alguien que decis “lo escuche”, empese a leer tus publicaciones en la revista viva y la verdad me dejaste varias cosas para pensar, estoy en una etapa de mi vida en la que busco que quiero hacer en mi vida a que la voy a dedicar, el famoso “¿que queres ser cuando seas grande?” toma gran reelevancia ahora y mucho de lo que aqui veo se puede relacionar, ya que todos buscamos la felicidad, y en estos años que lo estuve pensado, creo que la felicidad no es unica, no tiene una sola forma ni, sentido ni significado, el que logre descubrir que quiere hacer en su vida, que lo apacione y le de sentido, lograr no caer en la rutina, no sera un “aburrido”.

    Es mi forma de entenderlo.

    Le sigo buscando el sentido a mi vida para no aburrirme.

    Agradesco cualquier comentario, me sera de gran ayuda.

    disculpen si los aburri al llegar hasta aca.

    salu2

  6. Bargol says:

    Tengo 21 años y aunque he identificado la amargura en mi vida desde hace algunos años no logro destruirla. Ha diferencia del relato suyo no he construido defensa alguna contra el mundo exterior; suelo andar por las calles disfrutando de la diferencia, converzo con los locos y algunos supuestos sabios, tengo mis amigos que conocen y comparten en su medida el mismo pesar y aún así en las noches tengo que salir a escuchar la ecuanimidad y fumar un cigarrillo pues siento como diría Khalil Gibrán que me alejo de la procesión de la vida y todo porque cada escogida se me hace irreversible.

    Muchas gracias por sus textos, en verdad son una ayuda contra el cobarde amargado que gobierna en mi alma.

  7. marisol ponce says:

    muy cierto, hoy domingo me supo amargo ;( casi siempre los recuerdos de mi niñez ocupan mi mente, siento q vivo del pasado, solo espero no despertar muy tarde y ver q el presente me ha pintado los cabellos de blanco ;(

  8. NANCY says:

    todo esto es cierto, muchas gracias por esta verdad

  9. gabriela de Argentina says:

    Querido Paulo… sería una inmnesa alegría que vinieras a la Feria del Libro en Argentina, Buenos Aires…

    Qué ganas de verte!

  10. Karen Cristina says:

    Hace tiempo ya que dejaron de molestarme los domingos por la tarde, también los días nublados, tengo un motor constante en mi vida, y se llama Gael, mi bebe de 1 año 10 meses, trato de mantenerme ocupada en algo, u ordenar mis pensamientos, y jugar un rato con mi hijo, conversar con mi esposo, etc, aunque he de confesar que hay ocasiones, ciertas ocasiones, que me invade una nostalgia enorme por los recuerdos de pasado, la niñez, los abuelos que ya no estan entre nosotros, la familia en general pues vivimos lejos de ella, que no sé si eso despierta ese liquido de amargura que produce mi cuerpo en mi, y que hay ocasiones en que se manifiesta.

  11. Clemencia says:

    Amargura… es simplemente el no querer apreciar aquellas otras cosas que si tenemos, porque siempre estamos queriendo y deseando lo que no tenemos pero sin apreciar lo que realmente esta ahi, lo que podemos palpar, sentir, admirar, saborear. Obviamente existen momentos de tristeza, pero es solo eso… un momento.. la vida es muy linda y Dios nos dio todo este universo para disfrutarlo, no nos amargemos por mucho rato, solo un ratico y nada mas…

  12. Nélida Vera says:

    Nunca me sentí tan identificada con un personaje como con Veronika, la forma en que describes el ataque de pánico es lo que nadie pudo entender con mis palabras hasta que leyeron tu libro. Me ayudó muchisimo!!, pude salir de ese horror!! Siempre quise agradecerte, por eso, ahora que tengo la oportunidad lo hago. Y cada vez que me entero de alguien que lo sufre le recomiendo que lo lea, esperando que le ayude como a mi (además de la medicación y la terapia.
    Se puede superar..

  13. Ricardo Osorno says:

    Paulo,

    El mayor riesgo de la humanidad no es caer en la amargura que se describe en este capitulo, puesto que caer en la propia indiferencia ó amargura ante la vida es un mal menor que el que se enfrenta en estos tiempos de globalización, esto es, caer en la indiferencia y amargura ante la vida de otros que nos arrastran a creer en sus limitaciones, en sus “ideales” vacios y llenos de materialismo.

    Cuando elegimos nuestra prision, el cautiverio es mucho mas llevadero que cuando se nos impone y la ironia es que ese cautiverio nos lo imponen los “Buenos” los “Salvadores” aquellos quienes ofrecen mensajes de liberación condicionandonos a creer en ellos y en sus mensajes para bien y, casi siempre, para mal.

    Por eso admiro tanto tus mensajes, porque estimulan la busqueda y el aprendizaje, motivan a disfrutar el proceso de vivir y aprender, muchas gracias.

    Saludos desde Puerto Vallarta.

  14. Lela says:

    Paulo, que genial poder leer tus palabras, no te engrandeceré como a un ídolo, no te ensalsaré como si fueras lo más grande del planeta, pero……. sí te diré algo.

    Eres un hermoso ser humano capaz de usar el don de expresarte a través de las palabras y ayudar a muchos como yo que atravesamos por momentos díficiles y nos encerramos en un rincón de nuestro mundo creyendo que nuestro sufrimiento es lo más grande que existe, sin siquiera asomarnos para ver que hay gente que muere de hambre, de frío, de abusos y atropellos de otros seres humanos.

    Gracias por tus palabras, siempre son un regalo cálido al corazón.

  15. Elias says:

    Creo que de mejor forma no se puede explicar el efecto de la amargura en nuestra vida, es increíble como al igual que el odio nos ciega y va aminorando nuestra capacidad de percepción hasta prácticamente hacerla nula.Si algo me ha enseñado mi experiencia de vida y he logrado entender mejor a través de sus libros Sr Coelho es que siempre de alguna forma quienes están a nuestro lado tienen algo que enseñarnos y en nosotros también hay algo para ellos, de allí me baso para decir que la felicidad es algo que se halla en colectivo y no es de propiedad individual.

  16. R.A. says:

    La cancion de Ricardo Arjona “La Vida Esta De Luto” describe perfectamente lo que acabo de leer del Sr. Coelho.

  17. Oihane says:

    *TOUTSE!!!…

    :O)

  18. cecilia says:

    Gracias por estas palabras… como siempre tan acertado, tan especial, tiene usted señor el don de la palabra… que maravilla!!!
    hoy domingo me levante con una cierta sensacion de bitterness, y fui en busca de algun libro.. y o casualidad.. tengo “Veronika decides to die” postergado por no se que razon…. despues de leer esta maravillosa reflexion, me doy cuenta ue fue una señal, para leerlo….
    Gracias, in light and in love… namaste

  19. Liomara says:

    Vivi con uno muchos años se de lo que hablan….

  20. Gaviota says:

    INteresante, no sabía del Vitriolo. Leí Veronika… hace mucho tiempo, pero hace poco vi la película, está muy bien hecha, y me gustaron mucho las actuaciones. Leí en un artículo que a usted le gustó mucho.
    Lo difícil del mensaje de Veronika es que muchas veces se cae en la rutina y uno no se da cuenta, siento que es difícil encontrar un equilibrio entre la locura y pagar las facturas. Aunque creo que lo importante es no dejar de buscar

  21. Sil says:

    Si sufrimos de estos síntomas, a empezar a practicar la sonrisa-buda, porque nuestro cerebro cree lo que le hacemos ceer.

    (si sonreímos aún cuando estemos mal, el cerebro creerá que estamos bien y a partir de allí envía un mensaje al sistema nervioso central para que libere una sustancia llamada betaendorfina que da a la mente una respuesta positiva)no lo digo yo, esto es neurociencia.

    Así que a ponernos una sonrisa en la cara(aunque a veces nos cueste)

    1. Sil says:

      (…) le hacemos creer.

  22. Taide Raquel Mora says:

    Increiblemente, existen muchas personas con esa enfermedad, olvidan vivir, se aislan y despues se preguntan porque no tengo amigos, porque nadie me visita….en mi familia dicen que estoy algo loca prefiero ser asi que una cuerda (amargada)como muchos de ellos…soy feliz de ser yo,Gracias Sr. Coelho por este articulo

  23. Andrea says:

    Tambien la gente que se alejade sus sueños,cuando se deja llevar por el deseo de los otros se va apagando. Yo lo noto en la mirada.Es una mirada apagada,distante.

  24. Irma says:

    La vida es muy corta para andar amargado(a). En algún momento de nuestras vidas nos sentimos de esa manera, lo importante es pedir a Dios que el tiempo que estemos sintiendo eso sea el menos posible. Todo se puede con la ayuda de Dios, hay que clamar a él esperar en su tiempo, por las contestaciones y soluciones. Oremos. Gracias Paulo, eres especial Dios no se equivoca.

  25. jackie says:

    la amargura es la evidencia de una falta de espiritu positivo ante las adversidades,..todos en mas de una ocación hemos tropezado con desepciones que despiertan el demonio de la amargura y eso es bueno porque nos hace sentir vivos y muy humanos capaces de caer pero mucho mas capaces de levantarse…
    le admiro mucho señor coelho

  26. gloria says:

    Durante muchos años, en distintas etapas de mi vida o frente a determinadas situaciones por lo general luego de una desilución amorosa, me dediqué a construir murallas a mi alrededor, para que nadie me dañara (según yo) y construía un mundo ideal, olvidando el real… Luego decidía salir a la realidad pero, no me gustaba lo que veía y prefería volver tras mis murallas…

    Hasta que un día decidí derribar una a una esas murallas y salir al mundo tal como soy, con mis virtudes y defectos, con mis fortalezas y debilidades… Y, fue ahí en ese momento cuando comencé a crecer a fortalecer mi espíritu a disfrutar de los instantes mágicos que nos regala cada día, a llenar mi corazón de amor para poder entregar amor…

    Un abrazo a todos y fuerza en este viaje…

  27. El héroe no tiene miedo a la vida porque ha vivido; el loco no tiene miedo a la muerte o a seguir viviendo porque sabe que una es parte de la otra; el amargo no tiene miedo a la muerte porque ya está muerto.

  28. Aly says:

    Me encantó recordar la belleza de este libro y precisamente en este domingo que desperté con una situación especial por resolver. Esta reflexión me ayudó a encontrar la respuesta. Dios te bendiga Paulo!

  29. Melany Flores says:

    Buena Noche!! La verdad es que muchas veces no nos gusta el domingo… ahora gracias a este blog ya se por que… por que muchas veces nos desvivimos en el trabajo para olvidar los malos y amargos ratos… El Libro de Veronica es un gran instrumento para saber que hay muchas cosas bellas a nuestro alrededor que debemos aprovechar en la vida y no esperar el ultimo momento de nuestra vida para añorarlo….

    Gracias.. Paulo Cohelo!!!

  30. Viviana says:

    Muy cierto Don Paulo… la amargura es algo que cuesta controlar… pero el primer paso para sanar… es reconociendo que uno es un amargado… muchos somos muy mal agradecidos con Dios… no tenemos porque vivir así… la vida Dios la hizo para vivir-la en plenitud… no para desperdiciarla.
    Un abrazo… Deus lhe abençoe.

  31. gabriela de Argentina says:

    WOWWWWWWWWWw!!!!!!!!!!!!!

    Hoy es la primera vez que veo tu youtube channel!!!

    So nice!!!!

    ;)

  32. gabriela de Argentina says:

    Verónica decide morir… ha sido uno de los grandes libros… que he leído…

    GRACIAS PAULO!!!!!

    Qué bueno que estás ahi!

    Feliz domingo :)

  33. Heidi says:

    Amargura…en el algun momento de mi vida fui Veronica, decidi morir. De ese intento desperte y decidi ser diferente.no se puede vivir en odio ni culpas de por vida, tremendo libro!!!! Tremenda lectura.

  34. Ana says:

    Ese libro lo leí hace años… Lo bueno es que no sé si a fuerza de voluntad o por herencia, mi antídoto está a la orden del día! Claro, he pasado por momentos amargos en la vida, pero he salido adelante y eso es lo que me ha forjado como ser humano – las experiencias difíciles templan el espíritu. Hoy por hoy tengo muchas razones para retroalimentar mi alegría diaria – empezando por dos chiquitos (de 3 y 1 año, respectivamente) que no me dejan tener ni un minuto de aburrimiento, sea el día de la semana que sea!
    Feliz Domingo a todos, empezando por Ud. Sr. Coelho.

  35. Ileana Rodriguez says:

    Siempre sabio!

    “Finalmente, el tercer síntoma de la muerte de nuestros sueños es la Paz. La vida pasa a ser una tarde de domingo, sin pedirnos grandes cosas, y sin exigir más de lo que queremos dar. Consideramos entonces que estamos muy maduros, dejamos de lado las fantasías de la infancia y conseguimos nuestra realización personal y profesional. Pero en verdad, en lo más íntimo de nuestro corazón, sabemos que lo que sucedió fue que renunciamos a la lucha por nuestros sueños, a llevar a cabo el Buen Combate.”
    -Paulo Coelho ” El buen combate”

    http://paulocoelhoblog.com/2010/01/03/el-buen-combate/

  36. Luis says:

    Bueno solo quería decir que el libro de “Veronika decide morir” lo leí en una etapa de mi vida en la que me hiso pesar en lo que me podía convertir una persona amargada… “el vitriolo” o amargura estaba empezando a correr por mi organismo… estaba empezado a construir esa muralla para que nada me hiciera daño… pero luego de leer el libro me di cuenta de que eso no me llevaría a ningún lado… ya que estar encerrado en su propio mundo no te deja ver que en realidad hay personas que te quieren… que eres importante en la vida de otra personas y que en realidad si eres alguien en la vida… al entrar en la rutina de tu vida y siempre hacer lo mismo te da a entender de que ya tu vida paso… que solo eso es lo que queda… y a mí por mi parte ya no me quedaban ganas de vivir eso… quería salir de la rutina… como en el libro Veronika se da cuenta de que hay otro mundo fuera de su rutina y consiguió algo que había olvidado “la alegría”, me dio la fuerza para salir adelante y ser como soy ahora… una persona que vive la vida al 1000% que no le tengo miedo a nada y que si el día de mañana me dicen que moriré en horas no tenga nada de qué arrepentirme… Sr. Paulo usted es una persona que vino a este mundo para enseñarnos a vivir usted tiene un don, el don de ver la vida de una manera en la que no todos la ven y espero que siga haciendo lo que hace por muchos años mas por que usted es especial…

  37. BETTY says:

    Este libro es fascinante,por que sin querer decubri esa pequeña dosis de amargura que añidaba en mi,y de lo triste que podria ser mi vida viviendo en automatico….me esfuerzo por construir mi felicidad,gracias por enseñarme a transformarla en un viaje maravilloso.

  38. Bruno says:

    Bastante identificado me siento, y harto amargado que soy…

  39. mary says:

    Me llega al alma creo que estoy totalmente intoxicada! . cual seria la solucion =??

  40. Rocio Diaz says:

    Entonces… Es por eso que me disgusta tanto el domingo por la tarde??!! Pero es algo curioso de que cuando es inicio de semana, me encuentro deseando que sea sabado.. Pero muy pocas veces eh deseado que sea domingo..

  41. Berenice says:

    Marina, esto es para ti… Eres muy joven para que tu vida ya este llena de amargura, trata de buscar ayuda, acercate a Dios, a tus padres, a tus amigos; No dejes que una flor que aun no se ha abierto se marchite.

    Paulo… Gracias por tus palabras !!!

  42. romyna says:

    me hicistes llorar es domingo por la tarde y si es verdad hay algo que no va en mi vida!!!! el miedo me paraliza no me deja decidir que hacer :(((((((

  43. Marcia says:

    Desde hace un año y medio, dia en que perdi a mi madre, siento que vivo en una constante amargura, ya nada tiene un sabor agradable, entiendase, que no por eso voy de “amargada” por la vida. Sigo regalando sonrisas, que en mi interior sé que son huecas, porque no tienen la intensidad que solian, pero los demás no deben porque vivir mi dolor. Todo el mundo me dice que me de otro aire, que trate de salir adelante pero la verdad es muy dificil, es increible como la madre es el ser mas importante que lo acompaña a uno…

    Cariños Paulo y a todos tus seguidores

  44. Gisela says:

    Fuerte!! pero cierto!!! prefiero vivir en la locura (locura de mis sueños)!!! XD

  45. sakriiv says:

    Se es hibrido tambien, depende de la persona con q te encuentres, ante algunos vale comportarse irracionalmente, pero hay otros /la mayoria, lamentablemente/ q sin pensarlo dos veces levantas la muralla.

  46. El libro de Verónica nos enseña mucho. Se le pone nombre a esa sensación amarga, se la etiqueta para estar alerta de no irnos contaminando “El Vitriolo” si un veneno que nosotros producimos y que puede atacarnos si no ponemos a tiempo el antídoto “La alegría”.
    Con este libro aprendemos a amar la vida como tu nos enseñas en cada libro.
    Gracias por acompañarnos en este viaje Paulo.
    Un beso

    1. gabriela de Argentina says:

      Es así Rosa… ese Libro es una oda a la vida… a vivirla, enfrentarla y superarla… para salir de la amargura… combatirla y vivir con energías, fuerzas renovadas.

    2. Hola Gabriela gracias por compartir y abrir un diálogo.
      Todos estamos en el río de la vida.

    3. gabriela de Argentina says:

      Me dió mucho gusto ver tu blog…. cómo me sonreí con el tema “POr la luz” en la Fiesta de San José… Qué alegría y espíritu festivo con Paulo, realmente la pasaron bien.
      Qué lindas fotos!!!

    4. Gracias Gabriela yo soy una simple seguidora de Paulo Coelho ahora si cuando lo conoces no te queda más remedio que quererlo porque ya ves nos da esta oportunidad cada año de acompañarle y cada vez que lo conozco más mi amor va en aumento. Disfruta de todas las fotos y todo lo que escribí sobre las fiestas que pasé junto a El cuento en mis blog las historias.
      Un beso

  47. Patricia says:

    Gracias por una dosis de “valentia”, y por recordarnos el camino que no debemos recorrer.
    el de la “amargura” jamas!!

  48. Mmmaga says:

    Guau! apareces justo, en el momento justo. Así salta usted! como un conejo! trayendo verdades y abriendo mentes! Don Paulo…¿cuando lo tendremos en Paraguay?….
    Saudades é uma palavra triste.

  49. pilar huizar says:

    Conosco gente amargada. Me gustaria ayudarlos pero su amargura no permite que nadie se acerque a ellos.

    1. Brindales una sonrisa y desharás ese muro que parece inquebrantable porque ellos no se lo esperan.
      Un saludo

  50. Marina says:

    Es increíble como éste texto se adapta a mi. Y lo peor esq solo tengo 15 años.
    Hoy es domingo por la tarde