Twitcam logo depois de entregar manuscrito

Comments

  1. toñi says:

    Me he dado cuenta de otra cosa: cuando más te quieres a ti mismo y a los demás, más te llenas de amor y de alegría en tu corazón. De ese modo salpicas a los demás con tu alegría y el amor se va extendiendo. Todo tiene el efecto de un “estómago”, sé que esta comparación es grotesca pero me sirve para explicarlo. El estómago crece o disminuye: por ejemplo en una persona obesa el estómago es más grande y cada vez necesita más para llenarse y cada vez más la persona se engorda más. Bien, si la persona adelgaza (al principio pasa mucha hambre ¡claro!) y el estómago no quiere disminuir, la persona sufre y su estómago quiere llenarse…pero con voluntad y disciplina y paciencia la persona empieza a adquirir nuevos hábitos, comer menos, y el estómago empieza el proceso de hacerse más pequeño hasta alcanzar su medida exacta y todo el cuerpo cambia y se vuelve más ágil. Y del estómago pequeño al grande es lo mismo. Con los sentimientos ocurre lo mismo: si estás furioso alimentas esa furia y cada vez vas a más furia, si estás triste lo mismo. Si adquieres disciplina y empiezas con voluntad a intentar ser feliz y llenarte de amor…el amor va creciendo y se hace más grande hasta que adquieres un estado de amor y alegria sano y bueno. La diferencia entre el estómago y los sentimientos es…que el amor nos embellece y nos rejuvence. Los sentimientos de alegría hacen que nuestro cuerpo se sienta más sano.
    Un abrazo,
    Toñi.

    1. Marie-Christine says:

      Claro que ‘los sentimientos de alegria hacen que nuestro cuerpo se sienta mas sano.,’ Hoy puedo decir que me siento’mas agil.’ tambien :) Toni,
      Un abrazo..Gracias
      Marie-Christine

    2. toñi says:

      Hola Marie-Cristine!
      Hay una receta estupenda para la salud física. Es una cosa muy sencilla que hacen las mujeres de mi familia por la mañana. Al despertarse por la mañana te preparas un zumo con dos naranjas y un limón, si te gusta dulce le pones una cucharada de azúcar. Esto es lo primero que se toman para desayunar. Y luego, por la tarde antes de dormir, una taza de infusión de Rooibo. El Rooibo tiene propiedades curativas muy buenas para los huesos, los dientes, la piel, el pelo…además es muy digestivo y tiene vitaminas.
      Con el zumo de dos naranjas y un limón por la mañana y luego, antes de dormir, la infusión de Rooibo, en unos días tu cuerpo empieza a encontrarse mucho mejor.
      Mi madre es diabética y yo le preparo el Rooibo y le pongo sacarina o endulcorante y se encuentra mucho mejor que hace unos meses atrás.
      Un abrazo,
      Toñi.

    3. María says:

      Me gusta mucho lo que has escrito

  2. toñi says:

    Otro pensamiento se instala en mi mente:
    ¿ a cúal de los dos puedo llegar a querer más?¿al mentiroso compulsivo que me llenó la cabeza de pajaritos de colores…o…al maestro que me enseñó a encontrar mis verdades?
    Del mentiroso conseguí algo maravilloso, pero él no esperaba darme nada, lo que conseguí…lo conseguí yo sola. El mentiroso me dió mentiras.
    El mago o maestro me dió muchas cosas, me empujó a encontrar mis verdades y a despertarme. Y el mago sí que esperaba y deseaba darme todo lo que me dió. Él sabía lo que hacía. Yo quería encontrar mis verdades, esperaba verdades bonitas ¡claro! pero no todas las verdades son bonitas. Lo importante es que yo soy un buscador de verdades y el mago me ayudó y me quiso y mucho además.
    ¿A cuál de los dos puedo querer más? Si esta historia fuera una historia de una lucha por sentimientos…el ganador de esta historia…será siempre el mago o maestro. Porque el mago ha utilizado como herramientas de lucha las más poderosas: la energía y la verdad.
    Voy a desearles a los dos que sean muy felices pero por orden de preferencia…el mago ocupa un lugar más grande en mi corazón. Ha ganado el mago. Él siempre será el dueño de mi dedal! ( Esto del dedal me lo he sacado del libro de Peter Pan!)
    Yo también les dí algo a los dos: les dí inspiración y les dí mis mejores y peores canciones. La inspiración les hizo llegar a ser lo que son y mis canciones les hicieron llorar a veces y reir mucho más.
    Un saludo,
    Toñi.

  3. toñi says:

    Hola! no puedo ver el video, bueno ya lo veré otro día.
    Hoy me he despertado de una manera extraña, ¿sabes qué? …ya no me avergüenzo de mis otras partes (quien soy yo para avergonzarme de nadie?). Hace un par de noches sentí que alguien tenía miedo mucho miedo de morir y me enfoqué en esa persona para tranquilizarle, para que no se sintiese solo y esa persona empezó a sentirse mejor,…se sentía acompañado y ya la tristeza y el miedo desaparecieron. Sobre el amor: he comprendido que a veces las mentiras más grandes son las más poderosas y que a veces necesitamos creer en esas mentiras porque nos hacen sentirnos felices. Que luego descubrimos la verdad y nos sentimos destrozados y perplejos (es verdad) pero necesitabamos creer en toda esa mentira para sentirnos vivos y felices, y a veces el resultado de una mentira enorme nos dá lo mejor de nuestra vida. Supongo que he llegado a la etapa del perdón, y siento que si yo me avergonzaba de mis otras partes es porque ellos también se avergonzaba de mi. Cambiando el enfoque de nuestros pensamientos respecto a los demás, también los demás cambian el enfoque sobre nosotros. El amor significa libertad, para reconocer que es el amor hay que saber lo que significa no amar. Creo que yo no quería amar a mis otras partes, realmente no los amaba y por eso usaba la técnica de escaparme y esconderme, me daba pánico amarles porque no era capaz de amarme a mi misma. Ahora lo sé. Eso es como destruirte a ti mismo y eso no puede ser sano de ninguna manera. Voy a dejar que cada cual viva como le dé la gana y dedicar mi tiempo a vivir yo mi propia vida. Nuestras otras partes no se merecen que se les critique ni se les acuse de nada (ni siquiera dentro de nuestro pensamiento). Si alguna vez (que son muchas veces) mis otras partes se enfocan en mi…simplemente intentaré darles paz y seguiré con mi vida y mis cosas. Esa es la mejor forma de amar a las personas, “como un río” dices tú.
    Pues así hay que amar a los demás, del mismo modo que amamos un bosque, un amanecer, las nubes del cielo…
    Además el verdadero culpable de todo siempre es uno mismo, nadie nos pone una pistola en la cabeza para amar a otra persona, para creer todo lo que nos dice, para pensar que todo está creado a nuestro gusto y gana. Si nos lo creemos y inventamos en nuestra cabeza una historia fantástica es porque nos da la gana y esa creación nuestra es la causa de nuestro dolor. Esta es la historia. Ahora que lo pienso friamente, la verdad da hasta risa. Mi orgullo quedó herido porque soy una orgullosa (bonito defecto) pero en realidad no perdí nada y gané mucho, pero mi orgullo no me dejaba ver lo mucho que había ganado y la suerte que había tenido.
    Empiezo un camino en el que me va a acompañar el personaje más grande: yo misma.
    Un fuerte abrazo,
    Toñi. (Seguramente voy a seguir siendo una persona orgullosa, este tipo de defecto es muy difícil de cambiar!).